sounds and silences: RAMBLIN' JACK ELLIOT
Los hay que conciben, dicho pomposamente, el arte, como una extensión del clima, lenguas, cocina, lado de la carretera por el que se conduce, tez, bandera. Una sección de la exposición universal con sus carpas de tortilla de patata, salmón ahumado, cordero a la menta, palillos orientales o incienso. Lo autóctono deriva en una forma de vestir, de refranes y estilo futbolístico, y de canciones, pintura de entreguerras y videoinstalaciones antropológicas que conforman una evolutiva fotografía genealógica. Otros preferimos mezclarlo todo o nada de forma intuitiva y no saber bien de dónde venimos ni a dónde nos dirigimos, sin tatuajes, porque simplemente nos sentimos así, fruto de lo que nos estimula la imaginación y los sueños y no de una liturgia idiosincrásica que, francamente, nos aburre.