Por lo que tiene de romántico