Salvo excepción muy justificada (que traspases la atmósfera impulsado por un sombrero de hélice), prefiero los libros, las películas, los discos, las fiestas, las compañías, los paisajes, los bailes, las bandadas de pájaros, las ciclogénesis explosivas, las sopas, donde no pasa nada, aparentemente o de verdad. Esta mañana me levanté con ese arco iris *. Tiene que ver conmigo, ES por mí, yo le deseé mucho y como hoy era Navidad incluso si eres yo a veces pasan estas cosas. No es que sea un decir, es que ocurrió. Tiene que ver mucho con 2014, conmigo, contigo, con nuestra relación, y con aparentar que sabemos cuándo emigran los gansos. Continuará (y pronto, porque si no no hay quien entienda la trama, aunque a mí me gustan las cosas donde no pasa nada). 
* foto Anita Bolívar