https://drive.google.com/file/d/0B2QDRD4gcOgTanNUUzdmVGJtMlU/view?usp=sharing
Todos los cambios de capítulo, incluso de galaxia, suceden con un sombrero. O quizá sea al revés. Si no es así se trata sólo de un cortocircuito, como mucho de un escalofrío, un leve olor a quemado. Antes de todo esto, el 21 de diciembre habrá palomitas de maíz: una CODA inesperada de mi último concierto de presuntas canciones y sus ensayados comentarios entre ellas hasta 2016 ó quizá 2017... Ya me dirá el sombrero. El show, que será mejor que una comida de empresa navideña aunque menos satánica, será este: lafonoteca