1.12.16

­čôí  MONOME
Desde hoy pertenezco a la ├║nica secta de la historia que no tiene ning├║n tono peyorativo, la ├║nica que aunque est├í entre nosotros habita en otra dimensi├│n. Cuando sepa c├│mo interpretar algo con mi nuevo instrumento fundamental publicar├ę mis avances. Ese misterio es parte esencial. ‘Los diarios del Monome’. O 'Todos los d├şas son ma├▒ana’. O 'Hexabranquio’. No s├ę c├│mo se podr├şa titular la serie. Todo me resulta demasiado evidente. En la renovaci├│n constante de mi equipo y home studio, como el agua del charco del bosque, he vendido unas cuantas cosas de las que tengo repuestos que me gustan m├ís: una guitarra, un sintetizador, una mesa de mezclas… por adquirir esta pieza ├║nica de futuro aleatorio y naturaleza minimalista.