11.8.08

Me siento chapoteando en el charco siempre fértil de Jonathan Richman en "Algo Pasa Con Mary", incontrolable como el bote de una pequeña pelota de goma, el vuelo atolondrado de un pato urbano de pico anaranjado, el corte de la mozarella fresca, el bocado de un burrito picante de chili con carne y guacamole y crema agria y tomate y cebolla, las bienvenidas de Hobbes a Calvin, el alma de delantero centro encerrada en el mítico portero colombiano Higuita. Con mis canciones y la guitarra acústica que suena a gloria y tiene una correa genuina de estrellas color plata, fuego, cielo, alarma y púrpura, palpitando por los próximos conciertos de S...&S... Mañana y pasado se rueda el vídeo de "An Eye In The Forehead" (Gonzalo López Gallego y Javier Gullón), hoy, ensayos de cámara de mi mejor perfil y piruetas y así. Además voy a amenizar próximamente la boda de unos amigos, voz y guitarra en vías de ficción, alguna canción mía porque es deseo de la pareja protagonista (estas anécdotas son las que me hacen amar el picante) y si es posible una versión de la canción que sonaba cuando bailaron por primera vez. Si es reggaeton casi mejor.