23.8.09

Si los extraterrestres están entre nosotros y la culpa de que no nos enteremos la tiene nuestra maltrecha percepción. O si los extraterrestres somos nosotros y los sueños y pesadillas la vida humana. Si los tres vértices de la dimensión son un arancel globalizador, una convención como
el tiempo o el lenguaje. Entonces cabe un más allá, una carretera perdida por donde transiten los que sufren alergias congénitas.