Mi tesitura de voz es de tenor, hace años cantaba en un coro lírico y ahí me colocaron. Yo cantaba en galés, idioma del que no entendía ni una sola palabra porque incluso las chorradas que me había aprendido no las descifraba en ese acento de Cardiff imposible. Ahora con tantas alergias, la fiebre del heno y supongo que el fumar (aunque ahora no estoy fumando casi nada) soy más bien, no sé si definitiva o temporalmente (llevo tres semanas así) lo que se denominaría barítono dramático, como Tito Gobbi. Cuando hablo mis palabras parecen cacofonías. Qué miedo me doy. Espero que sea una fase, un interludio, un fundido a negro que desemboque en algún fallo de raccord y repentinamente me encuentre cantando en otra tonalidad más frívola dentro de un mismo espacio y secuencia.